jueves, 14 de mayo de 2015

La luz en lengua y literatura (4 ESO)

4º ESO B


More presentations from ser

Los alumnos de 4º curso de secundaria nos hemos acercado a la literatura gracias a este proyecto relacionando la luz con diferentes aspectos de la misma.
Hemos comenzado en la Edad Media. A pesar de los escasos documentos conservados hasta ahora, hemos sido capaces de encontrar dos tipos de poemas: albadas y alboradas, que tendían a cantarse al alba, o incluso al anochecer (etapas con falta de iluminación), y que abordaban temas como la alegría, expresada metafóricamente como luz (bodas, nacimientos, etc.)
A continuación pasamos al Renacimiento, donde nos centramos en las vías de la mística, y especialmente, en la iluminativa, que, como su propio nombre indica, es la más relacionada con la luz, y la más utilizada. Los autores de esta época son religiosos, por lo que sus obras tratan la religiosidad con un cierto toque de luz, admiración y esperanza.
Seguimos nuestro camino en la literatura de la mano del Barroco, en el cual aplicaremos el “claroscuro”, técnica que mezcla intensidades de luz, y su aplicación en la poesía.
En la etapa que abarca el Neoclasicismo cabe destacar la obra “El sí de las niñas”, ya que podemos encontrar la luz reflejada en dicha obra de dos formas: en el momento en el que se resuelve el conflicto, al amanecer, y también la luz como símbolo de la razón triunfante.
Tratando el Romanticismo, la noche se manifiesta en los distintos géneros literarios. Siendo la noche un momento de ausencia de luz, vemos que esta se relaciona con el característico tema de la oscuridad, propio de este movimiento literario.
Por último analizamos la luz como figura literaria y su función estética en el teatro del siglo XX. En el poema de Lorca “Romance de la luna”, la metáfora juega un papel esencial; la luz de la luna simboliza la muerte, tema dramático muy utilizado por el autor. En cuanto a “Luces de Bohemia”, la combinación de las luces y las sombras juegan un papel importante dentro de la obra, como elemento escénico. A su vez, las sombras tienen un fin esperpéntico, deformando la realidad. Y llegamos al siglo XXl con un estudio sobre el teatro de sombras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario