jueves, 19 de febrero de 2015

REFLEXIÓN Y REFRACCIÓN DE LA LUZ

El físico y astrónomo italiano Galileo Galilei (1564-1642) sostenía que la Tierra giraba alrededor del Sol, lo que contradecía la creencia de que la Tierra era el centro del Universo. Se negó a obedecer las órdenes de la Iglesia católica para que dejara de exponer sus teorías, y fue condenado a reclusión perpetua. Junto con Kepler, comenzó la revolución científica que culminó con la obra de Isaac Newton. Su principal contribución a la astronomía fue el uso del telescopio para la observación y descubrimiento de las manchas solares, valles y montañas lunares, los cuatro satélites mayores de Júpiter y las fases de Venus.

Para entender el funcionamiento de un telescopio, necesitamos comprender unas propiedades que sufre la luz cuando pasa de un medio a otro como son la reflexión y la refracción. Una vez entendido ambos fenómenos describiremos qué son las lentes y los espejos, para luego dar aplicación a los principales tipos de telescopios.

REFLEXIÓN DE LA LUZ

La reflexión es el cambio de dirección que sufre la luz al entrar en contacto con una superficie que separa dos medios materiales diferentes.

La reflexión tiene sus propias leyes. La primera establece que el rayo incidente, el reflejado y la línea perpendicular al plano de reflexión pertenecen al mismo plano. La segunda ley expresa que el ángulo que forma el rayo incidente con la línea perpendicular (ángulo de incidencia) es idéntico al ángulo que forma el rayo reflejado con dicha línea (ángulo de reflexión).



Las dos leyes de la reflexión nos permiten determinar la geometría de los rayos de luz a su paso por una superficie plana y sobre una superficie esférica.

En un espejo plano, se puede deducir que los rayos reflejados por una superficie plana, se comportan como si proviniesen de una fuente luminosa, simétrica respecto del plano del espejo, a la fuente luminosa original.




La reflexión de la luz y su aplicación con los espejos tiene un abanico amplio de posibilidades, no solo para la construcción de los telescopios, sino también para otros campos como por ejemplo:

·    Uso de espejos retrovisores para los vehículos.

·    Faros de los vehículos.

·    Espejos para vigilar en los supermercados

·    Espejos para ver en un cruce de carretera con poca visibilidad.

·    Espejos usados en odontología.

·    Faros náuticos.

REFRACCIÓN DE LA LUZ

La refracción de la luz es un fenómeno que se produce debido a que la velocidad de la misma no es constante sino que varía de un medio material a otro. Cuanto mayor es la diferencia de velocidad, mayor es el cambio de dirección que sufre la misma.

El fenómeno de la luz nos es familiar con el ejemplo del lápiz que se quiebra en un vaso de agua.




Si no existiese la refracción, los rayos de luz que pasan del agua al aire no se desviarían y por tanto veríamos el lápiz recto.

El hecho de que podamos desviar la trayectoria de la luz haciéndola pasar por medios materiales, tiene su principal aplicación en la construcción de lentes. Las lentes son los principales elementos que forman el telescopio y próximamente describiremos el funcionamiento de las mismas.


REFERENCIAS





No hay comentarios:

Publicar un comentario